Especialista aislamiento

Caltal

Aislamiento: todo lo que necesitas saber en 2019

Imagina que tu hogar no tuviera paredes. Muy probablemente pasarías la mayor parte del tiempo con mucho frío o demasiado calor. Este ejercicio mental ilustra la importancia del aislamiento térmico. Sin este, la vida en la mayor parte del planeta sería muy incómoda. Con el aislamiento, el consumo de de energía o de calor será menor.

El aislamiento de las casas adecuado es vital para mantener el confort y la habitabilidad de una vivienda. Además, es fundamental para reducir el consumo energético y mantener bajo control las facturas de energía.

A menos que tu hogar haya sido construido pensando especialmente en la eficiencia energética, es probable que puedas reducir tus gastos en luz y gas añadiendo o mejorando el aislamiento de las paredes, pisos y techos de tu vivienda.

Con los precios de la energía al alza, la inversión en un buen aislamiento térmico es un gasto que se paga solo en muy pocos años. En esta guía te ofrecemos todo lo que necesitas saber sobre el aislamiento térmico de viviendas.

Si deseas más información sobre la energía y aislamiento, aislamiento por calorifugación, aislamiento poliuretano, aislamiento espuma fenólica, aislamiento térmico de interiores, aislamiento térmico interior, visita nuestro portal Web.

También podrás encontrar información sobre una empresa especializada en aislamiento térmico, diagnostico de humedad, aireación, aislamiento por doble acristalamiento.

Aislamiento, aislamiento térmico,

Qué es el aislamiento térmico

El flujo de calor es una consecuencia inevitable de poner en contacto, directo o indirecto, dos objetos con temperaturas diferentes. El propósito del aislamiento térmico es reducir este intercambio de energía con el uso de materiales, formas y técnicas apropiadas.

La reducción de la transferencia de energía en forma de calor ha sido siempre una preocupación del ser humano. El uso de la ropa y la construcción de viviendas son ejemplos muy claros de soluciones tecnológicas a este problema.

En el caso del aislamiento térmico de edificaciones, el objetivo final del aislamiento es lograr espacios con necesidades de calentamiento o climatización reducidas. Esto no solo mejora la eficiencia energética de la casa, sino también la comodidad de sus ocupantes.

Esto se puede lograr mediante métodos de construcción especialmente diseñados, como los que se aplican en la arquitectura sostenible. También se puede mejorar dicho aislamiento mediante el uso de materiales apropiados dentro de la vivienda.

Qué materiales se usan en el aislamiento térmico

Todos los materiales oponen cierta resistencia al paso del calor, pero solo aquellos que oponen una gran resistencia al mismo se consideran aislantes térmicos. Un buen aislante debe además ser estable, duradero, inerte y relativamente económico.

En construcción pueden necesitarse otras características de los aislantes térmicos. Entre las más comunes están la resistencia al fuego y la impermeabilidad. Usualmente también se requiere que, en caso de arder, los productos de la combustión no sean tóxicos.

Los diferentes tipos de materiales y productos aislantes pueden clasificarse de varias maneras. Por su estructura (fibrosos, granulares o celulares), por su forma (paneles, espumas, mantas) o, más comúnmente, por su naturaleza física.

Esta última característica permite distinguir entre materiales aislantes vegetales, minerales o sintéticos. Históricamente el material de aislamiento vegetal más común ha sido siempre el aislmiento con madera, seguido del corcho y de diversas fibras vegetales como el lino.

Entre los materiales de aislamiento mineral más extendidos están la lana de roca, el amianto y las arcillas expandidas. Finalmente, los materiales sintéticos de aislamiento térmico más populares han sido el poliestireno expandido, el poliestireno extruído y la espuma de poliuretano.

Por qué es importante aislar térmicamente las viviendas

Mantener una temperatura confortable dentro del hogar, mediante la calefacción o la refrigeración, utiliza una gran proporción del consumo energético global. El aislamiento permite reducir la influencia de las temperaturas exteriores y disminuir los gastos en energía.

Ventajas de las construcciones aisladas

Las construcciones que están aisladas apropiadamente proporcionan temperaturas más uniformes en todo el espacio. Existen menos diferencias de temperatura verticales y horizontales, lo que produce un ambiente cómodo para los ocupantes, especialmente en condiciones climáticas extremas.

El aislamiento es una medida de ahorro energético pasiva y permanente. A diferencia de los equipos de calefacción y refrigeración, el aislamiento no requiere mantenimiento, no consume energía ni necesita ajustes periódicos.

Por último, muchas formas de aislamiento térmico también reducen el ruido y las vibraciones, tanto las que provienen del exterior, como de algunos espacios interiores de las viviendas. Esto contribuye a lograr un ambiente más cómodo para la vida y las actividades humanas.

Cómo se elige el mejor aislamiento térmico

Existen varias formas de medir las características más deseables en un aislante térmico, especialmente en lo que se refiere a la eficiencia energética. Acá describiremos las más importantes desde el punto de vista comercial el valor U y el valor R.

Resistencia térmica (Valor R)

Este valor representa la capacidad que tiene el material aislante para oponerse al flujo de calor a través de él. Cuanto mayor sea el valor R, mejor será el aislamiento. Para determinar el valor R de un sistema de aislamiento deben tomarse en cuenta todos los materiales que lo conforman, es decir el valor R total.

Transmitancia térmica (Valor U)

Este valor es la medida del calor que fluye por unidad de tiempo y superficie. Se calcula como el inverso del valor R. En la medida de que el valor-U, se encontrará menor transferencia de calor entre las capas del material y por tanto se puede decir que es mejor para esta misión.

Para láminas y planchas de material aislante, típicos del aislamiento térmico interior, el valor U suele estar reportado en el empaque o en la hoja de datos.

En el caso del aislamiento de las ventanas, su valor U dependerá tanto del tipo, forma y números de vidrios, como del propio aislamiento del marco y el perfil.

Consejos prácticos para el aislamiento de viviendas

Estos breves consejos prácticos pueden servir para todos aquellos que deseen mejorar el aislamiento térmico de su vivienda.

Una fachada mal aislada es el lugar por donde se producen las pérdidas más importantes de calor. Existen soluciones para añadir aislamiento de fachada inyectando material aislante entre las caras internas y externa de la fachada. Esto no requiere permisos de obra, además de preservar el aspecto y el espacio disponibles.

No se debe descuidar el aislamiento térmico de techos y áticos, en especial cuando se tiene calefacción central. Un aislamiento de lana de roca o de corcho suele ser el más apropiado.

En caso de construcciones multifamiliares se recomienda un buen aislamiento de los muros que separan a viviendas contiguas. Esto sirve no solo para evitar la pérdida de calor, sino para disminuir el ruido.

Otros sitios donde el calor puede escapar son:

  • Ventanas y cerramientos de cristal.
  • Marcos de puertas y ventanas
  • Chimeneas, tuberías y conductos.

Pequeñas inversiones en aislamiento pueden representar importantes ahorros energéticos y económicos.

Con esta página puedes encontrar más sobre cómo elegir el aislamiento térmico.

En el vídeo, podrás conocer más sobre aislamiento térmico desde la plataforma de la construcción.